LAS ENERGÍAS DE BELLEZA

Transforme su experiencia de tratamiento gracias a la potencia de los LED y de las microcorrientes. El rendimiento de las energías al servicio de su belleza.

 

tets

  LAS MICROCORRIENTES

 

    Las microcorrientes, o corrientes de electroestimulación de baja intensidad, son una de las tecnologías más utilizadas en el mercado de los dispositivos de belleza y también en el mercado profesional de los tratamientos de la piel. Las microcorrientes son conocidas por sus numerosas propiedades antiedad, como la reducción de las arrugas y las líneas de expresión o la mejora de la firmeza y de la tonicidad cutánea.

 

 

     Las microcorrientes de baja intensidad imitan las corrientes eléctrica presentes de forma natural en nuestro cuerpo. Inducirán al instante y por un efecto mecánico un incremento en el volumen y la tonicidad de las células musculares de la piel denominadas miocitos. Esta acción inmediata permite una contracción temporal de nuestros músculos cutáneos para generar al instante un efecto lifting en la piel. Estas microcorrientes pueden también estimular la producción de elementos estructurales esenciales de la dermis: como la elastina y el colágeno, para fortalecer la piel.

    

 

 

LOS LED

   Los LED (o diodos electroluminiscentes) son fuentes luminosas de longitudes de onda diferentes, que liberan poco calor.  En función de la longitud de onda y del color de la luz asociado, los LED pueden penetrar en las diferentes capas de la piel e inducir beneficios de todo tipo..

 

   Los LED de color rojo (630 ± 10 nm) pueden penetrar en la dermis e inducir beneficios antiedad. Las luces rojas ayudan a reducir las arrugas y líneas de expresión cutáneas gracias a la estimulación de los fibroblastos, mediante la secreción de colágeno, indispensable para la elasticidad y la firmeza de la piel.

 

   Los LED de color azul (460 ± 10 nm) poseen una acción integral sobre la textura cutánea. Ayudan a reducir las imperfecciones cutáneas (puntos negros, espinillas) y el exceso de sebo.

 

   Los LED de color verde (525 ± 10 nm) son conocidos por su capacidad para unificar la tez. Estos LED contribuyen a reducir la hiperpigmentación cutánea, lo cual puede provocar trastornos de coloración.

 

Los LED de color blanco (combinación de los 3 colores de LED) son conocidos por sus propiedades revitalizantes integrales de la piel..

test2